Iniciamos un nuevo proceso de mediación concursal para tratar de conseguir, mediante un acuerdo extrajudicial, la exoneración del pasivo insatisfecho del deudor insolvente de buena fe. Con la aplicación del régimen de la LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD o, más técnicamente, del beneficio de la exoneración del pasivo insatisfecho previsto en el art. 178 bis LC, buscamos conseguir que una persona física, que ha padecido una crisis económica empresarial, tenga la posibilidad de encarrilar nuevamente su vida sin tener que arrastrar indefinidamente una losa de deuda que, en otro caso, nunca podría haber satisfecho.